Hemorroides

Las hemorroides, también conocidas como almorranas, son venas hinchadas en el ano y la parte inferior del recto, similares a las varices. Las hemorroides pueden desarrollarse dentro del recto (hemorroides internas) o bajo la piel que rodea el ano (hemorroides externas).

Las hemorroides son una de las causas más comunes de sangrado rectal y pueden estar marcadas por el dolor o el picor. Si no se tratan, las hemorroides internas pueden empeorar y sobresalir del ano.

Casi tres de cada cuatro adultos tendrán hemorroides de vez en cuando. Las hemorroides tienen varias causas, pero a menudo la causa es desconocida.

  • Las venas que rodean el ano tienden a estirarse bajo presión y pueden abultarse o hincharse. Las hemorroides pueden desarrollarse por un aumento de la presión en la parte inferior del recto debido a:
    • El esfuerzo durante la defecación
    • Estar sentado durante largos periodos de tiempo en el baño
    • Tener diarrea crónica o estreñimiento
    • Tener sobrepeso
    • Embarazo, cuando el útero en crecimiento presiona las venas
    • Tener relaciones sexuales anales
    • Comer una dieta baja en fibra
    • Levantamiento pesado regular
  • Los signos y síntomas de las hemorroides generalmente dependen del tipo de hemorroides..
    Hemorroides externasEstas están debajo de la piel alredero del ano. Los signos y síntomas pueden incluir:

    • Picazón o irritación en la región anal
    • Dolor o molestias
    • Hinchazón alrededor del ano
    • Sangrado

     

  • Hemorroides internasLas hemorroides internas se encuentran dentro del recto. Por lo general, no pueden verse ni sentirlse y rara vez causan molestias. Pero el esfuerzo o la irritación al defecar pueden causar:
    • Sangrado indoloro durante las deposiciones. Puede notar pequeñas cantidades de sangre roja brillante en el papel higiénico o en el inodoro.
    • Una hemorroide, para empujar a través de la abertura anal (hemorroides prolapsadas o sobresalientes), lo que produce dolor e irritación.

    Hemorroides trombosadas

    Si la sangre se acumula en una hemorroide externa y forma un coágulo (trombo), puede provocar:

      • Dolor severo
      • Hinchazón
      • Inflamación
      • Un bulto duro cerca del  ano

Su médico puede ver las hemorroides externas. El diagnóstico de las hemorroides internas puede incluir un examen del canal anal y del recto.

  • Su médico le preguntará sobre su historial médico y sus síntomas. Probablemente tendrá que hacer uno o más de estos exámenes
  • Examen digital del recto: El médico se pondrá guantes, aplicará lubricación e introducirá un dedo en el recto para comprobar el tono muscular y detectar sensibilidad, bultos u otros problemas.
  • Inspección visual: Dado que las hemorroides internas suelen ser demasiado blandas para palparlas durante un examen rectal, el médico puede examinar la parte inferior del colon y el recto para comprobar si hay bultos, hinchazón o irritación, o para descartar otras afecciones. Utilizará un anoscopio, un proctoscopio o un sigmoidoscopio.

Colonoscopia: Si sus signos y síntomas sugieren que podría tener otra enfermedad del aparato digestivo, si tiene factores de riesgo de cáncer colorrectal o si es de mediana edad y no se ha sometido a una colonoscopia reciente, es posible que su médico quiera examinarle todo el colon mediante una colonoscopia.

El tratamiento de las hemorroides implica un cambio de dieta para prevenir el estreñimiento y evitar una mayor irritación, el uso de medicamentos tópicos y, a veces, la cirugía.

Dependiendo de los síntomas y de la gravedad de las hemorroides, existen varios tratamientos.

F Care Systems ha desarrollado una técnica segura y eficaz, mínimamente invasiva, para tratar las hemorroides internas con poco o ningún dolor postoperatorio, y con una vuelta inmediata a las actividades cotidianas.

El procedimiento Rafaelo® utiliza la consolidada tecnología de radiofrecuencia para tratar todos los grados de hemorroides internas.

La zona que rodea a la hemorroide se anestesia para evitar cualquier molestia. A continuación se aplica energía de radiofrecuencia a la hemorroide, reduciendo el flujo sanguíneo hacia ella, lo que hace que se reduzca y acabe desapareciendo. Su efecto es reducir los síntomas a un nivel normal y eliminar las hemorroides.

El procedimiento Rafaelo® es rápido y generalmente se realiza con anestesia local y/o en régimen ambulatorio, lo que permite a los pacientes entrar y salir caminando.

He aquí algunos consejos para prevenir las hemorroides:

  • Coma fibra para facilitar el paso de los alimentos por su sistema.
  • Beba agua para evitar las heces duras y el estreñimiento y empujar menos durante las deposiciones.
  • Haz ejercicio para mantener la sangre y los intestinos en movimiento.
  • No se siente en el retrete durante mucho tiempo ni se esfuerce durante la defecación. Esto ejerce más presión sobre las venas
  • Perder peso en caso de obesidad.

Suscríbete a nuestro boletín

fcaresystems logo