Venas varicosas

F Care Systems desarrolló en  el 2009 un dispositivo todo en uno para el tratamiento de todo tipo de venas varicosas y hemorroides. Con el  EVRF® puede tratar las siguientes venas:

  • Araña azul / roja venas de hasta 1 mm.
  • Venas varicosas de 1 a 5 mm (colaterales, venas reticulares y perforantes).
  • Saphena Magna.

Spataderen

¿Qué son las venas varicosas?

Las venas varicosas son las venas de las piernas grandes, visibles e hinchadas, que se sienten debajo de la piel. Surgen debido a la debilidad de la pared de la vena, porque las válvulas ya no funcionan. Bajo la presión de la gravedad, estas venas pueden continuar expandiéndose. Las venas pueden volverse más largas, retorcidas, con bolsas, más gruesas y dolorosas

Factores de riesgo

Los factores de riesgo más importantes que conducen al desarrollo de venas varicosas incluyen:

  • Herencia.
  • Levantamiento pesado.
  • Sobrepeso.
  • Clima cálido.
  • Mayor edad.
  • Embarazos múltiples.
  • Permanencia prolongada (o sentada).
  • Ser del género femenino.
  • Coágulos sanguíneos previos en venas superficiales o profundas.

Síntomas

Las venas varicosas pueden estar completamente libres de síntomas y en ese caso no causan problemas de salud inmediatos. El tratamiento en estos casos generalmente se realiza por razones estéticas. Si hay síntomas, estos son los más comunes:

  • Dolor.
  • Comezón.
  • Calambres.
  • Fatiga.
  • Inquietud.
  • Hinchazón de tobillo y pierna.
  • Pesadez y volumen en las piernas.

Si experimenta alguno de estos síntomas, contacte a un experto. ¡No ignores los dolores en las piernas!

Causas

Nuestras venas devuelven sangre desde los brazos y las piernas hasta el corazón. Debido a que las venas trabajan contra la fuerza de la gravedad en las piernas, tienen válvulas que permiten el flujo sanguíneo hacia adelante, pero no al revés. La contracción (compresión) de los músculos de las piernas bombea la sangre hacia el corazón, mientras que las válvulas en las venas evitan el reflujo hacia los pies. Si estas válvulas pierden su función, la sangre se escapa (reflujo) hacia los pies, se acumula en las venas superficiales de paredes delgadas y se agrandan y se convierten en lo que llamamos “venas varicosas”.

Diagnosis

Las venas varicosas generalmente se observan durante el examen físico a simple vista, ya que están cerca de la superficie de la piel. Sin embargo, la vena con válvulas que no funcionan y que crea venas varicosas generalmente está más profundamente ubicada, y por lo tanto no se puede ver sin instrumentos especiales. Estas venas se pueden ver fácilmente con una máquina de ultrasonido doppler color o dúplex. El examen de ultrasonido, sin embargo, debe ser realizado por un radiólogo experimentado, preferiblemente por el que también realizará el tratamiento.

La técnica detrás de EVRF®: termocoagulación

El principio de termocoagulación es calentar la vena. Un aumento de temperatura se logra mediante un pulso de frecuencia de radio a la punta de la aguja o catéter. Debido a esta señal, la temperatura en las venas aumenta, causando que las proteínas se solidifiquen en la pared de la vena. Al aislar la aguja y / o el catéter, este efecto es muy local y los efectos sobre el tejido circundante son limitados.

El EVRF® usa una aguja o un catéter dependiendo del tamaño de la vena que desea tratar:

  • Las venas pequeñas se tratan con las agujas de termocoagulación diseñadas especialmente R3I y R6I para venas en la cara o las piernas.
  • Las venas más grandes de hasta 5 mm se tratan con un catéter diseñado especial que se introducirá en la vena y coagulará la vena desde el interior.
  • La Gran vena Safena  se trata con un catéter CR45i.